suicidios

Suicidio: el quinto jinete del apocalipsis

Estos son los riesgos de pensar en la muerte.


Del total de suicidios registrados en México, más de 60 por ciento corresponden a la población con edades entre los 15 y 29 años, sostuvo el investigador de la Universidad Autónoma del Estado de México, Luis Javier Villegas López, quien puntualizó que en los recientes años y de manera creciente, se han identificado en el país casos de suicidio en menores de 14 años.

La adolescencia también es una época de identidad sexual y relaciones sociales y existe la necesidad de independencia que a menudo está en conflicto con las reglas y expectativas que otras personas establecen.

Los adolescentes que pasan por cambios fuertes en la vida -el divorcio de sus padres, mudanzas, un padre que se va de casa por su servicio militar o por la separación de los padres, o cambios financieros, etcétera- así como aquellos que son víctimas de intimidación corren mayores riesgos de pensar en el suicidio.

Los factores que aumentan el riesgo de suicidio entre adolescentes incluyen:

Un trastorno psicológico, especialmente la depresión, trastorno bipolar y consumo de drogas y alcohol (de hecho, un 95 % de las personas que fallecen por suicidio tienen un trastorno psicológico al momento de morir).

Sentimientos de angustia, irritabilidad o agitación. Sentimientos de desesperanza y de complejo de inferioridad que con frecuencia se, manifiestan con la depresión. Un intento previo de suicidio, antecedentes de depresión o de suicidio en la familia, abuso emocional, físico o sexual falta de un grupo de apoyo.

Malas relaciones con los padres o sus cercanos y sentimientos de aislamiento social. El hacer frente a bisexualidad u homosexualidad en una familia o comunidad que no lo apoya o en un ambiente escolar hostil.

El riesgo de suicidio aumenta drásticamente cuando niños y adolescentes tienen acceso a armas en casa y casi el 60 % de todos los suicidios se logran con una pistola o por ahorcamiento.

 

 

Por: Luz del Alba Belasko.