CazamigrantesEntrevista_Noticias_Inter

Cazamigrantes no se arrepiente

“¿Un perdón por hacer mi trabajo? Eso no pasará nunca”, insistió Joe Arpaio.


 

A tres semanas de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump concediera un indulto al alguacil “cazamigrantes” Joe Arpaio, este ha concedido su primera entrevista en la que sentencia que no pedirá disculpas a los latinos que aterrorizó por años en Texas.

Es común que los criminales a quienes se les concede un indulto, lleguen a mostrar algún grado de arrepentimiento. Pero con Arpaio, este no es caso.

“¿Un perdón por hacer mi trabajo? Eso no pasará nunca”, dijo Arpaio en exclusiva para Univisión. “Creo que, si me subiera a una torre grande y le gritara a todo el mundo, a todos los hispanos, y les dijera que estoy en desacuerdo con todas las deportaciones y les dijera ‘les quiero a todos’ no serviría para nada” agregó el exsherif de 85 años.

Ante la cuestión de que su indulto y la disolución del programa DACA resultarán en eventos cercanos, Arpaio consideró que los “dreamers” deben esperar y confiar en el presidente.

“Por cierto yo no soy un dreamer”, recalca. “Mi madre y mi padre vinieron legalmente desde Italia. Soy un ciudadano de Estados Unidos y orgulloso de ser un ciudadano de Estados Unidos. Mi vida entera la he dedicado a defender a mi país. Así que yo sé que el presidente sabe lo que hace. Le respaldo. Le respaldo en cualquier cosa que haga. ¿OK?”

Durante la entrevista, Arpaio enfatizó que no tiene nada contra los latinos “Realmente no creo que me odien cuando lo miras bien. Recibo amenazas, pero no provienen de hispanos”, añade.

Por lo único que sintió remordimiento fue por el hecho de que el presidente haya sido criticado por perdonarlo:

“Odio decir esto, pero estoy muy triste porque el presidente está siendo criticado por perdonarme”, dijo Arpaio. “Yo nunca pedí un perdón, no hablé con él, después de meses, él hizo lo que cree que es correcto, no solo por mí sino por las fuerzas del orden”.

El alguacil ahora busca limpiar su nombre y ha solicitado a la jueza federal que le condenó, Susan Bolton, que borre el registro de antecedentes. La jueza ha dicho que necesita oír a los fiscales y convocó una audiencia para el 4 de octubre.

Mientras tanto, también espera publicar su tercer libro, además que no descartará la posibilidad de lanzarse por algún puesto político.

 

Por: Redacción QuiéneSon.