serie

Encuentran al doble del Chapo

Sorprende a agentes de migración en Los Ángeles.


 

Marco de la O llega al aeropuerto de Los Ángeles. El funcionario de migración se le queda viendo fijamente, la gorra promocional de la serie sobre “El Chapo” tampoco ayuda. Tras un momento de tensión, le pide hacerse juntos una foto.

El parecido es enorme, al punto que antes de comenzar a grabar la serie de la cadena Univisión sobre Joaquín Guzmán, miembros del elenco llegaron a pensar que el actor mexicano De la O era familiar de uno de los mayores narcotraficantes del mundo, hoy preso en Nueva York.

En pleno proceso de casting, el también mexicano Rodrigo Abed tenía que hacer una escena con el nuevo “Chapo”.

Tras verlo con cara de asombro, “actuamos, se despidió y salió con los ojos desorbitados”, recordó De la O, que aplaudió el trabajo del equipo de maquillaje.

“Luego me dijo ‘me diste miedo, te vi, eres igualito. Pensé que eras su hermano, su hijo o algún familiar’ y ya nos empezamos a reír”.

La segunda temporada de “El Chapo”, que se estrena el domingo 17 de septiembre en Univisión, arranca con su escape del penal de máxima seguridad Puente Grande en enero de 2001.

Ya no es el Chapo “joven, enérgico, que quería ser patrón” de la primera temporada. “Vamos a ver un Chapo mucho más oscuro, con poder, siendo el número uno”, explicó De la O, que tuvo que aumentar 10 kilos en una semana para encarnar al narco más viejo.

El incidente en el aeropuerto ocurrió el miércoles, cuando viajó a Estados Unidos para asistir a una proyección del primer capítulo en Los Ángeles, a la que fue invitada la AFP.

“Yo traía una gorra del Chapo promocionando la serie y el de migración me dijo algo así como ‘ya sé quién eres, pero te aconsejo que no traigas [la gorra] aquí a migración, ahora déjame tomarme una foto contigo'”, se ríe.

La defensa del capo anunció en junio que demandaría a Univisión y Netflix, que también transmite la serie, por explotar su imagen presentándolo como un “criminal despiadado” con hechos que “no corresponden a la realidad”.

“La realidad siempre supera la ficción, creo que nos quedamos cortos, que pasan cosas mucho más duras, oscuras, de las que no nos enteramos”, opinó De la O.

El productor ejecutivo Daniel Posada negó por su parte algún contacto de familiares o abogados y aseguró que el guion está basado en una exhaustiva investigación periodística.

 

Con información de: AFP.