anaya

Anaya: “Sí aprobé el pase directo”

Su pretexto es que “nadie se dio cuenta”; y mientras tanto, el PAN naufraga.


 

 

El dirigente del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, justificó haber aprobado el llamado “pase automático” de procurador a fiscal general, que tuvo origen en una reforma constitucional publicada en febrero de 2014 y cuya concreción, la ley orgánica que da origen a la fiscalía general, fue avalada, en diciembre de ese año, por 96 de 100 diputados panistas.

Anaya buscó deslindarse luego de que la discusión sobre este tema desató una serie de descalificaciones internas a “traidores” y peticiones de expulsión a cinco senadores, quienes acusan a Anaya de buscar controlar el partido y piden su renuncia.

Los enfrentamientos entre panistas comenzaron a la par del debate en el Senado por la posibilidad de que al momento en que la Procuraduría General de la República (PGR) se convierta en la Fiscalía General, sea el actual procurador, Raúl Cervantes, quien ocupe este cargo, esto gracias al llamado “pase automático”.

Anaya justificó: “He vuelto a revisar el diario de los debates: ningún partido político lo observó. Es decir, todos esos que hoy están aventando la piedra de distintas fuerzas políticas, habría que preguntarles por qué en su momento no lo observaron.

Argumentó además que: “fue un dardo envenenado en una minuta que era muy compleja y que traía cosas de enorme trascendencia”, de las que ningún partido pareció darse cuenta.

 

 

 

Por: Luz del Alba Belasko.