dvf

Xavier Velasco visita Toluca

“Escribir es luchar contra el miedo”, afirma.


 

“El día que lo pierda, me retiro”, sostuvo el escritor Xavier Velasco, al impartir la Conferencia Magistral “El camino a la novela”, en el marco de la tercera edición de la Feria Internacional del Libro Estado de México. A lo largo de mi carrera, explicó el autor de Diablo Guardián, he aprendido que el miedo es un aliado en la medida en que no te paralice. “No lo puedo permitir; el miedo me va enseñar dónde duele, el miedo no me puede paralizar porque yo lo engendré”.

Afirmó que la profesión del novelista es terrible y maravillosa, ya que “nadie te pide que seas novelista, a nadie le interesa. Nunca verás un anuncio en el periódico que diga “solicito novelista”, nunca te pasará que en una emergencia pidan auxilio de un novelista”.

Asimismo, detalló que hay dos tipos de autores: los que escriben con brújula y los que lo hacen con la ayuda de un mapa. Los primeros son aquellos que “no saben si están escribiendo el final o el principio”.

“Van escribiendo sin saber qué va antes o después”. Por otro lado, los que escriben con mapa, enfatizó Velasco, tienen una estructura previa y más claro el rumbo que llevará el texto, así como un control más amplio de los personajes y la trama.

Aclaró que le gusta este modo de escribir porque “me ayuda a resolver el aspecto técnico y hacerme menos dependiente de la inspiración”

En la Plaza de los Mártires de la Ciudad de Toluca, el autor de Luna llena en las rocas subrayó que no cree en la inspiración y aseveró que el oficio del escritor es como el del pintor o el albañil y todos los días hay que practicarlo.

El también autor de La edad de la punzada aseguró que escribir es un juego. “Sé que el juego está vivo, que la novela está viva”. Indicó que esta profesión le ha dado más certezas que dudas, aunque no sabe si lo que está escribiendo le va a gustar a los lectores y “es como tirar los dados”.

 

 

Por: Luz del Alba Belasko.