Violent Clashes Erupt at “Unite The Right” Rally In Charlottesville

La Casa Blanca condena los disturbios en Charlottesville

Esto incluye a supremacistas blancos, neonazis, el KKK y todo tipo de grupos extremistas.


 

El presidente estadounidense, Donald Trump, trató este domingo de acallar las críticas por haber declarado que los disturbios entre la extrema derecha y antirracistas en Charlottesville, Virginia era culpa de ambas partes.

La Casa Blanca tuvo que salir al paso para aclarar las palabras de Trump.

“El presidente dijo de la forma más enérgica en sus declaraciones de ayer que condena todas las formas de violencia, fanatismo y odio. Esto incluye evidentemente a supremacistas blancos, neonazis, el KKK y todo tipo de grupos extremistas”, señaló un portavoz en un comunicado.

Ayer sábado, centenares de personas confluyeron en Charlottesville sea para participar o protestar contra la “Marcha de la Derecha Unida”, estallando rápidamente los disturbios, aunque agentes anti-disturbios y tropas de la guardia nacional saturaron el centro de la ciudad.

Muchos de los participantes llevaban banderas Confederadas, consideradas símbolo de racismo por muchos estadounidenses, mientras que otros levantaban sus brazos haciendo el saludo nazi.

Los manifestantes anti-racistas blandían banderas del movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan), cantando eslógans contra el racismo: “No Nazis, no KKK, no fascist USA.”

“Marchábamos por la calle cuando un automóvil, una berlina negra o gris, se nos lanzó encima, golpeó a todo el mundo. Luego retrocedió y nos volvió a embestir”, relató a la AFP un testigo.

En un video publicado en Twitter, se ve cómo un coche oscuro golpea violentamente a otro vehículo por detrás y luego retrocede velozmente en medio de los manifestantes.

 

Según la cadena CNN, el sospechoso, James Alex Fields Jr, de 20 años, oriundo de Ohio, fue acusado de muerte, heridas y delito de fuga.

Una de las víctimas fue una mujer de 32 años, que murió cuando un automóvil embistió -intencionalmente según testigos- a una multitud de contra-manifestantes que se oponían a una marcha de la derecha radical estadounidense

Además se produjeron otras dos víctimas fatales luego de que un helicóptero cayera en un área vecina a Charlottesville, muriendo el teniente H. Jay Cullen y el piloto Berke M.M. Bates, que asistían en las operaciones, en un accidente cuyas causas se investigan, informaron las autoridades.

Hacia el final de la tarde, al menos 35 personas eran o habían sido atendidas por heridas graves o leves.

 


Con información de: AFP