ayuda

Arrojados al mar

Traficantes causan decenas de víctimas.


 

Traficantes de personas arrojaron a unos 300 migrantes al mar frente a las costas de Yemen en apenas 24 horas, causando decenas de muertos o desaparecidos, en una nueva demostración del trato inhumano que reciben estos candidatos al exilio.

Este jueves, al menos cinco migrantes fallecieron y 50 desaparecieron en el mar frente a la provincia de Chabua (sur de Yemen), en el segundo episodio de este tipo desde el miércoles, indicó la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Según la misma fuente, los traficantes de humanos tiraron este jueves por la borda de sus embarcaciones a un total de 180 personas procedentes de Somalia y Etiopía. La víspera, otros 120 migrantes de los mismos países fueron arrojados al mar cerca de la costa de Chabua, recordó la OIM, que calcula que murieron 50 personas, aunque sólo se encontraron hasta ahora 29 cadáveres.

La OIM dice trabajar con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para darle sepultura a los muertos y ayudar a los sobrevivientes.

Los migrantes procedentes del Cuerno de África siguen dirigiéndose a Yemen, un país pobre y devastado por la guerra, con la esperanza de llegar a los países más ricos del Golfo Pérsico, según la OIM.

“El sufrimiento de los migrantes en esta ruta es inmenso. Muchos jóvenes pagan a los traficantes con la esperanza de tener una vida mejor”, añadió el responsable, que estimó que la edad media de los migrantes es de 16 años.

La OIM calcula que 55,000 migrantes llegaron a Yemen procedentes del Cuerno de África desde comienzos de 2017. Más de 30,000 de estos nuevos migrantes tienen menos de 18 años.

 

 

Con información de: AFP.