pachamama

¡Gracias, Pachamama!

El día para agradecer a la Madre Tierra todo lo que nos ha ofrecido.


Este primero de agosto, los pueblos originarios del continente -en especial los sudamericanos, de la región andina- celebran el Día de la Pachamama, una oportunidad de agradecer a la madre naturaleza las bondades que nos ha otorgado.

Pachamama, del quechua “pacha”: universo, mundo, tierra y “mama” madre, sintetizado como Madre Tierra, es la divinidad abstracta que hoy recibe simbólicas ofrendas en agradecimiento por todo lo que provee.

Los rituales para celebrarla son producto del sincretismo cultural que congrega costumbres religiosas ancestrales y modernas que, aunque son diferentes por los diversos grupos étnicos de Perú, Bolivia, Ecuador, Chile y Argentina, finalmente simbolizan esa reciprocidad.

Los campesinos bolivianos dedican el mes a sembrar y  realizan homenajes a la tierra para obtener buenas cosechas. En Argentina se le rinde culto mediante la realización de una ceremonia milenaria, en la que se dan ofrendas a la tierra, de comidas, bebidas y hojas de coca.

En Perú, se recogen piedras de ríos y lagunas, se ofrendan “sullus”, que son fetos de alpacas, y también “recados” llenos de dulces y hierbas. Todo esto en la celebración que representa, según Galeano, “la fe más antigua de las Américas”:

“En los pueblos de los Andes, la madre tierra, la Pachamama, celebra hoy su fiesta grande.
Bailan y cantan sus hijos, en esta jornada inacabable, y van convidando a la tierra un bocado de cada uno de los manjares de maíz y un sorbito de cada uno de los tragos fuertes que les mojan la alegría”.

“Y al final, le piden perdón por tanto daño, tierra saqueada, tierra envenenada, y le suplican que no los castigue con terremotos, heladas, sequías, inundaciones y otras furias. Esta es la fe más antigua de las Américas”. (Los Hijos de los Días, Eduardo Galeano).

 

Por: Redacción QuiéneSon.