cachorros

Cachorros dan borrón y cuenta nueva

Regalan anillo al fanático más odiado


Corría el 14 de octubre de 2003 en el juego entre los Cachorros de Chicago y los Marlins de Florida en el campo Wrigley de Illinois, partido de la postemporada del Beisbol de las Grandes Ligas, donde el equipo de casa ganaba tres por cero.

Luis Castillo de los Marlins bateó la bola buscando el home run, Moises Alou de los Cachorros buscaba impedirlo. Y Steve Bartman sólo quería cachar la pelota.

Fue entonces cuando Bartman interrumpió la intercepción de Alou, lo que hizo que los Cachorros perdieran el juego 8-3 y entraran a una nueva era de mala suerte.

Todo el odio de una afición cayó sobre este hombre, en aquel entonces de 26 años, que fue amenazado, insultado, convertido en el hazmerreír de muchos y que tuvo que mantener un perfil bajo todos estos años.

Los Cachorros sabían que para Bartman debía haber redención. Así que este lunes 31 de julio, ocho meses después de ganarán su primer título en 108 años, le obsequiaron un anillo como muestra del “borrón y cuenta nueva”.

Los Cachorros dieron tres niveles de anillos a todos, desde jugadores hasta guardias de seguridad. Bartman no recibió el mismo anillo dado a los jugadores, sino que recibió el anillo entregado a muchos miembros del personal, según investigó ESPN.

Bartman, recibió el anillo humildemente tomando el gesto como un símbolo del importante “proceso de sanación y reconciliación para todos”.

 

Por: Nicolás García.