seguro-palacio

¿Austeridad para los diputados?

Como ellos no pagan, escogen la opción más cara en Seguro para Palacio Legislativo.


La Cámara de Diputados encontró un asegurador al que le pagará cuatro millones 940 mil 683 pesos, seleccionando a la empresa que más le cobró por ello.

En la cual está asegurado no sólo el recinto del Palacio Legislativo de San Lázaro, sino con todo lo que ahí esta dentro: Las instalaciones, obras de arte y hasta a los perros adiestrados para la detección y búsqueda de artefactos explosivos.

De acuerdo con los documentos, la institución legislativa le entregó el contrato a Grupo Mexicano de Seguros S.A. de C.V., para la cobertura integral de bienes patrimoniales, muebles e inmuebles de la Cámara de Diputados. La propuesta económica de esta empresa fue de cuatro millones 259 mil 209.51 pesos, sin IVA, y la propuesta de AXA Seguros fue de tres millones 171 mil 861.26 pesos, también sin IVA.

El contrato comprende la cobertura incluso por terrorismo, además de la básica del seguro integral de bienes patrimoniales, es decir, por incendio, rayo explosión, terremoto, erupción volcánica, pérdidas consecuenciales, remoción de escombro, rotura accidental de cristales, robo con o sin violencia, asalto y rotura de maquinaria, entre otros aspectos.

La póliza también cubre obras de arte, un grupo valorado en 94 millones 774 mil 233 pesos y otro grupo en 980 mil dólares. El anexo de especificaciones del seguro contiene un apartado sobre “cobertura de terrorismo y sabotaje”.

Comprende, además, un seguro por 120 mil pesos por cada uno de los cinco caninos adiestrados en detección y búsqueda de artefactos explosivos -tres raza Pastor Belga Malinois, un Labrador y un Golden Retriever-, esto en caso de fallecimiento, para la atención médica especializada y consultas médicas. Los perros están asegurados no sólo por enfermedad sino ante cualquier acontecimiento que obligue a su sacrificio forzoso y hasta por mordedura de víbora o piquete de arácnidos.

Luego del análisis técnico de ambas propuestas, la Cámara de Diputados aceptó la opción más cara, al declararla viable técnica y económicamente solvente.

 

Por: Luz del Alba Belasko.