heppp

Hepatitis, la enfermedad oculta

270 millones de personas en el mundo padecen esta enfermedad.


 

El 28 de julio es declarado por la OMS como el Día Mundial contra la Hepatitis, fecha que ofrece la oportunidad de impulsar todas las iniciativas de eliminar esta enfermedad que afecta a millones de personas en el mundo.

La hepatitis es una inflamación del hígado causada por uno de los cinco virus de la hepatitis (A, B, C, D y E), destacando los del tipo B y C (VHB y VHC).

La afección puede remitir espontáneamente o evolucionar hacia una fibrosis (cicatrización), una cirrosis o un cáncer de hígado.

Los virus de la hepatitis son la causa más frecuente de las hepatitis, que también pueden deberse a otras infecciones, sustancias tóxicas (por ejemplo, el alcohol o determinadas drogas) o enfermedades autoinmunitarias.

Estos dos padecimientos se producen por el contacto con secreciones corporales infectadas con virus y los mecanismos más comunes de transmisión de la enfermedad son la transfusión de sangre o de productos sanguíneos contaminados, también  los procedimientos médicos invasivos en los que se utiliza instrumental contaminado,  el contacto sexual, aunque en muy baja proporción; y en el caso de la hepatitis B, la transmisión perinatal (de la madre al hijo durante el parto).

La infección aguda puede acompañarse de pocos síntomas o de ninguno; puede producir manifestaciones tales como la ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos), coluria (orina oscura), fatiga intensa, náusea, vómito y dolor abdominal.

Se estima que en el mundo existen unos 257 millones de personas infectadas por el virus de la hepatitis B (VHB) y 71 millones de personas infectadas por el virus de la hepatitis C (VHC). 28 países sobre todo de África y Asia soportan el 70 % de la carga mundial de personas con esta enfermedad.

En 2015, las hepatitis víricas causaron 1.34 millones de víctimas mortales, una cifra cercana al número de defunciones por tuberculosis y superior a la de las muertes relacionadas con el VIH.

En México, los nuevos casos de enfermedad por cada 100,000 habitantes (incidencia) se han mantenido estables entre los años 2013 y 2015, para las hepatitis B y C, con alrededor de 0.6 y 1.7-1.8 casos / 100,000 habitantes respectivamente.

En México, la proporción de individuos de la población que presentan la enfermedad en un periodo determinado es baja, por ello es considerado como país de baja prevalencia para la infección.

Sin embargo, de acuerdo con un estudio en el que se examinaron las etnias Nahua y Huichol comparadas con población mestiza, se encontró que el 14.2 % de los nativos mexicanos padecen hepatitis B oculta. Puesto que la población indígena de México rebasa los 12 millones, el impacto epidemiológico del VHB podría ser mayor de lo que se ha considerado hasta la fecha.

 

Por: Redacción QuiéneSon.

Con información de: “Las Hepatitis Virales Ocultas”, de Ricardo José Anguiano Moreno. Secretaría de Salud.