duarr

Atrápame, si puedes

“Son situaciones bien gruesas del poder”.


 

No lo vamos a tener que meter en un manicomio, ¿verdad? Bueno, puede sentirse feliz porque no existe la pena capital en nuestra legislación.

El asesino de periodistas. El asesino de niños y jóvenes. Añadan las acusaciones sobre claros crímenes de lesa humanidad por las cientos de fosas clandestinas en las que han sido exhumados inmigrantes ilegales y anónimos compatriotas declarados desaparecidos.

No hay carpetazo ni influencia de muy arriba que valga. No obstante, el encarcelamiento va valer madres por dárselas de muy Al Capone.

Preso por desfalco y lavado de dinero, sus caros abogados comienzan a gritar implorando inocencia y tal vez consigan probarlo, desmantelar sus embargos y encontrar irrecuperables las millonarias cuentas en Bahamas y Suiza, mientras no hay programa emergente que pueda hacer frente a la quiebra que se reconoce en el jodido estado.

Pero, chingá, su riqueza es una especie de enredadera con flores carnívoras de los efectos de triangular los dineros en peculado. Bajo su potestad, mentores, colaboradores y familiares se repartieron el botín en una bonanza perfumada.

Del fiscal, escuchamos hasta el cansancio que “van por todos los cómplices”. Dicha advertencia se sume en un sueño blando y sin tiempo, empezando por llevar al estrado a los diputados que autorizaron tales basuras.

Son situaciones bien gruesas del poder. Adivinen esto, nadie va a ir a parar a chirona por culpa de nuestra alucinada Constitución Política. Antes que le reclamen sus dos años de esfuerzos, “MiYuLi” se las ingenia para acomodar a sus hijos en todos los cargos públicos posibles. En las entrañas de la PGR; estos cabrones buscan hasta por debajo del asfalto la vigilia inacabable por los derechos del detenido.

Javidu sigue divertido, fingiendo que se apodera de un chiste mental y adormecerse en una sonrisa boba después. Seguro se imagina otro fabuloso mantra del pequeño cuaderno Scribe con los manuscritos de su horrible esposa.

 

Por: Gabriel Fuster, Abogado.