acido

Colombia encabeza ataques con ácido en contra de mujeres

Cirujano devuelve la sonrisa a víctimas de odio machista. 


Colombia es uno de los países del mundo donde más mujeres sufren ataques de ácido. La mayoría de las agresiones las llevan a cabo las parejas o exparejas de las víctimas. Algunas de ellas se han unido para apoyarse en el proceso de reconstrucción de sus rostros y luchar contra la violencia de género.

Pese a que este tipo de ataques se asocian a países de Medio Oriente como Pakistán o India, en Colombia los activistas han llegado a denunciar una centena de agresiones con agentes químicos al año, lo que convertiría al país en el que tiene un mayor índice de ataques de ácido en proporción a la población femenina.

Alan González reconocido cirujano plástico colombiano, destina parte de sus ingresos de la práctica profesional privada a reconstruir gratuitamente los rostros de mujeres agredidas con químicos. Conoció el horror de las mujeres víctimas de ataques con ácido en Colombia casi por casualidad.

Desde su consultorio en una zona del norte de Bogotá, González, de 46 años, formado en la colombiana Universidad Nacional y especializado en Cuba, asegura que ni siquiera sabía que esto ocurría en su país, donde este crimen deja unas 100 víctimas al año, según cifras oficiales.

“Había visto que pasaba en Pakistán, pero no aquí”, afirma, atribuyendo a la “ignorancia” y a la “intolerancia” esta forma de violencia contra la mujer, generalmente perpetrada por exparejas.

Colombia tiene registros de estos ataques desde mediados de los años 1990, pero el pico máximo, según González, se dio entre 2014 y 2015, antes de una ley promulgada en 2016 que tipifica este delito y aumenta los controles a los químicos.

González destaca que a la barbarie del ataque con ácido se suma “la cruda realidad” de las víctimas: 99 % de estratos socioeconómicos bajos y “con necesidades de vivienda, educación, trabajo insatisfechas”.

 

 

En enero del año pasado, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, promulgó una ley que aumenta las penas por ataques con ácido hasta 50 años. “Necesitamos ponerle freno a una tragedia que en los últimos 6 años han tenido que enfrentar 628 colombianos”, dijo entonces el mandatario.

 

Con información de: AFP.