be

Cartas de Albert Einstein serán subastadas

Su precio es inestimable.


Einstein era gobernador no residente de la universidad Hebraica de Jerusalén cuando murió en 1955. Dejó sus archivos, la mayor colección del mundo de sus documentos, a esa institución.

Por ejemplo, en una misiva de 1954 dirigida al eminente físico David Bohm, que vivía entonces en Sao Paulo, Einstein muestra su empatía ante las dificultades que experimenta su amigo con un complejo trabajo teórico. “Si Dios creó el mundo, su mayor preocupación no era desde luego facilitarnos su comprensión. Lo siento claramente desde hace 50 años”, aseguraba.

Ahora, estas cartas de Albert Einstein, en las que el científico compartió con sus colegas reflexiones sobre física, Dios e Israel en los años 1950, se subastarán en Jerusalén el próximo 20 de junio.

La casa de remates local Winners ofrece en su página web una descripción de cinco cartas escritas en inglés entre 1951 y 1954, valoradas en su conjunto entre los 31,000 dólares (unos 27,600 euros) y 46,000 (casi 41,000 euros).

En una de ellas, enviada en 1951 a Bohm, Einstein aborda el vínculo establecido por éste último entre la teoría cuántica y la de la relatividad. “Debo confesar que no estoy en condiciones de adivinar cómo podría alcanzarse tal unificación”, escribe Einstein.

La carta mecanografiada incluye una ecuación añadida a mano con una escritura muy pulcra y la firma de Einstein.

La casa de subastas Winners indicó que las cartas procedían del patrimonio de la difunta viuda de Bohm. Otra carta de 1954 se refiere a la posibilidad de que Bohm se instale en Israel, que había sido fundado seis años antes.

 

Con información de: AFP.