semana

Semana Santa: tradición y vacaciones

Fechas de gran importancia para el catolicismo


La Semana Santa 2017 ya llegó y con ella las tradicionales vacaciones de primavera en México. Todo inicia este 9 de abril con el domingo de ramos y termina siete días después con el domingo de pascua. Además de escapar de la ciudad y relajarse, los mexicanos aprovechan estas fechas para conmemorar las fiestas católicas de la pasión, crucifixión y resurrección de Jesucristo. Esta guía pretende disipar todas tus dudas sobre estos días para que puedas aprovechar al máximo los días de descanso y conocer más de la cultura del país.

¿Cuándo comienza y cuándo termina la Semana Santa?

La Semana Santa comienza oficialmente este domingo 9 de abril que conmemora la entrada de Jesucristo a Jerusalén y termina el domingo 16 de abril con su resurrección. Los días santos se celebran siempre durante la primera luna llena después del equinoccio de primavera, por lo que las fechas son variables y pueden caer entre el 22 de marzo y el 25 de abril.

¿Quién tiene vacaciones en Semana Santa?

En México ningún día de la Semana Santa está contemplado como descanso obligatorio para los trabajadores. Sin embargo, la mayoría de las empresas suelen otorgar, por lo menos, el jueves y viernes a sus empleados para que se tomen vacaciones. Algunas oficinas van más allá y permiten escapar toda la semana de la rutina. Para los niños y jóvenes estudiantes es diferente. La Secretaría de Educación Pública contempla dos semanas de vacaciones para todos los alumnos del sistema público, por lo que este año libran del 10 al 21 abril. Algunas universidades, como la UNAM, se limitan a conceder sólo la Semana Santa como feriado.

¿Cómo se festeja la Semana Santa en México?

Más del 80% de los mexicanos se identifican como católicos, lo que hace a la Semana Santa en una fiesta especial para el país. El domingo de ramos las personas llevan hojas de palma tejidas en forma de cruz con varios diseños a las iglesias donde el sacerdote las bendice. Este día se recrea la llegada de Jesús a Jerusalén, por lo que no es raro que algún devoto se disfrace de Cristo y entré en el templo montado sobre un burro.

El jueves de Semana Santa se realiza la visita de los siete templos y las comunidades llevan a cabo turnos para hacer oración toda la noche junto a la hostia consagrada. El viernes, el día con más actividades, se recrea el Vía Crucis de la Biblia. Lugares como Iztapalapa y Taxco son famosos por la gran producción que invierten en estas representaciones. Por último, el sábado de gloria se hace la procesión del silencio al lado de imágenes de María y acompañados de veladoras y todo termina con la misa de resurrección del domingo.


Con información de: El País